Me gusta esta definición de hacking: alguien que descubre las debilidades de un sistema/modelo, las analiza y las explota. En este caso, traslado el término desde el mundo de la informática, al mundo de la gestión, el desarrollo de proyectos y empresas.

Intentar hackear el sistema es luchar contra gigantes. No tenemos ni la influencia ni el poder necesarios. Bajo mi punto de vista es más práctico y gratificante que cada cual haga su revolución personal y voluntaria cambiando la perspectiva con la que se debe ver la realidad que nos rodea, y así poderse generar nuevas oportunidades.

Es más practico ayudar a enterrar este modelo que agoniza, hackeando tus propios proyectos con tus propias reglas. No es tiempo de revoluciones, es tiempo de empezar a mirar el mundo con otros ojos.

Observo a mucha gente fracasando, no porque su idea no tenga un mercado potencial, o sus productos no sean lo suficientemente buenos o diferentes. Muchos fracasan a causa de que están utilizando un manual ya caducado. Están fracasando porque no se atreven a hackear sus propios proyectos creando sus propios manuales de funcionamiento.

Todo lo escrito aquí es fruto de una larga búsqueda por entender la realidad que nos rodea, su funcionamiento, y el encontrar una utilidad real para poder gestionar nuestra vida y nuestros proyectos.

Pretendo aportar una nueva perspectiva que permita hackear supuestos hasta ahora sagrados y que se han demostrado tan falsos como peligrosos. Pretendo que después de esta lectura puedas sumar más probabilidades de sobrevivir a una realidad cada día más desordenada y peligrosa.

Este blog trata sobre las bases que se deberían manejar para gestionar la incertidumbre asociada al desarrollo de cualquier proyecto/negocio.

Por mi propia experiencia al poner en marcha un negocio, he podido experimentar como una nueva forma de pensar, da lugar a nuevos planteamientos que a su vez dan lugar a nuevas formas de actuación. Esto está haciendo que las probabilidades de éxito sean mayores. Mucho mayores.

Todo sobre lo que aquí escribo está basado en hechos reales. Ha sido puesto en práctica y cuento cómo nos ha ido, y cómo nos va. Aquí paso al plural, porque me gustaría que las personas que están saltándose los manuales y escribiendo los suyos propios pudieran colaborar en este esfuerzo.

La base de todo esto es entender cómo funciona el sistema caótico en el que nos movemos y aplicar ese aprendizaje en la gestión de negocios y proyectos. Claro que para intentar entender el sistema, primero tienes que asumir que la base de su funcionamiento es el desorden, el caos.

A Stephen Hawking , cuando publico su primer libro, su editor le dijo que por cada fórmula matemática que metiera en su libro perdería miles de lectores. Tenía razón.

Todo lo que aquí explico tiene su desarrollo matemático (técnico), pero no me voy a enredar en eso. No voy a utilizar un método matemático para explicarlo. Voy a utilizar un método no técnico, un método a lo Toni el Gordo, que diría Taleb. ¹

Para los desarrollo matemáticos de todo esto, ya está el trabajo del profesor Taleb. Os dejo un enlace a sus trabajos, para el que quiera refrescar matemáticas. El que las haya olvidado o le den repelús, que siga con el método de Tony. El resultado es el mismo.

Comentarios cerrados