CAUSA COMUN VS CAUSA ESPECIAL

18 junio, 2022 0 No tags 0

Es interesante entender esta movida. Estamos hablando de variaciones de estos dos tipos. Tenemos que saber distinguirlas, y entender a qué estamos jugando.

Vamos a verlo:

  • Causa común: variación usual, histórica, cuantificable en un sistema. Algo que se mantiene dentro de un rango esperado.
  • Causa Especial: variaciones inusuales, previamente no observadas, no cuantificables. Algo que se sale de madre.

Variación de causa común: las que se pueden dar en cualquier cosa que se fabrica. Estadísticamente sabemos que x productos saldrán de la cadena de montaje con fallos. Son variaciones que podemos prever.

Variación de causa especial: las que se pueden dar en cualquier momento de tu vida. Los juegos infinitos propician este tipo de variaciones. Que pueden ser buenas o malas. Estas son difíciles o imposibles de prever. Y te suelen sacudir bien.

Todos los líos vienen de que no terminamos de entender a qué estamos jugando. Tenemos que entender en cada momento el juego. Entonces sabremos si el resultado va a estar dentro de un rango o no. Lo explique hace tiempo aquí:

Y aquí me despido hasta el otoño, que ya tenemos mucho calor para seguir escribiendo. Que paséis un buen verano.

SUMA CERO Y COOPERACION

4 junio, 2022 0 No tags 0

En un juego de suma cero es absurdo revelar la propia estrategia por adelantado, pero en un juego de suma no cero, puede resultar deseable hacerlo para lograr la coordinación con el otro jugador, o influir sobre él para lograr un resultado buscado. Los juegos de suma no cero se dan en sectores como el del conocimiento: si tú tienes una manzana y me la das, te quedas si ella. Pero si tienes una idea y me la cuentas, lo mismo podemos cooperar para desarrollar algo mejor.

Mírate el jueguecito del prisionero

Resumiendo, la necesidad de comunicación y coordinación es evidente, puesto que en estos ejemplos el comportamiento individualmente racional puede conducir a resultados inferiores para todos los individuos. El hecho terrible, es que cuando los individuos persiguen su propio interés, el resultado puede ser un desastre para todos. La gente que no coopera y actúa buscando un beneficio mutuo, no es necesariamente estúpida. Pueden estar actuando de modo perfectamente racional.

EVOLUCIÓN VS DISRUPCIÓN

21 mayo, 2022 0 No tags 0

Esto ya no va de cocinar más. Se trata de desarrollar mejores recetas.

La evolución consiste en seguir peleando en los mismos mercados con productos con pocos cambios -evolución-. Detener la inercia es muy difícil o directamente imposible, y eso implica no poder cambiar de tácticas, y mucho menos de operativa o estrategia.

La disrupción consiste en crear nuevos productos que no sean rentables para compañías más grandes. Bien porque no sea rentable su desarrollo, bien porque su mercado no sea rentable por tamaño. Abrir un sistema de muchas pequeñas apuestas -recuerda la entrada dedicada a Blotto-.

Las empresas líderes tienden a olvidarse de mercados o segmentos pequeños y de bajo margen. Esto permite a competidores pequeños crear ahí un nuevo frente -campo de batalla- y evolucionar creando productos de más valor y margen.

Las grandes compañías, siempre terminan regalando mercados enteros a los advenedizos. A los inconformistas. A los que prueban a jugar con otras reglas. Su problema: dejan de generarse nuevas opciones. Piensan que las nuevas opciones sólo están en la evolución, y eso es un error.

Las empresas asentadas en un mercado tienden a dejar de lado segmentos que consideran de bajo valor o nuevos para ellas. Su estructura no les permite entrar en ese nuevo juego. Esto lo pueden combatir de la misma forma que las pequeñas: abriendo un sistema de apoyo a nuevos proyectos creando un sistema de inversión en pequeñas apuestas. Muchas no funcionarán, pero las que lo hagan crearán suculentos productos-mercados. En vez de ver el mercado como un sistema de suma cero, hay que crear ecosistemas de colaboración en beneficio mutuo con pequeños proyectos con proyección.

Resumiendo: el azar es azar, y no se puede controlar. Lo que si podemos hacer es cambiar las reglas del juego para que nuestra pequeña habilidad resulte una ventaja.

EL CORONEL BLOTTO

7 mayo, 2022 0 No tags 0

Podéis investigar más adelante sobre el juego de Blotto. Esta pequeña entrada es para analizarlo rápido.

Si eres el favorito, el que domina en ese momento el juego -el mercado-, simplifica las cosas todo lo que puedas.

Cuando un jugador tiene muchos más recursos que otro, su ventaja se reduce a medida que el más débil añade nuevos campos de juego -mercados, segmentos, productos, servicios…- es decir, si eres pequeño y con pocos recursos abre el campo de juego -complica la vida al grande- todo lo que puedas.

Abre mil frentes con tácticas partisanas donde la flexibilidad, la velocidad y la comunicación sean esenciales. Esto te genera de forma constante opciones de ganar algunas peleas. De descubrir nuevos mercados, nuevas formas de hacer las cosas.

Ten en cuenta que puedes descubrir mercados que para ti pueden ser rentables, mientras que para alguien más grande resulten en principio despreciables. Eso te abre ventanas de oportunidad en forma de generación de opciones muy interesantes.

El colofón: si ese mercado que en principio solo es rentable para ti, se convierte en un mercado de gran potencial, habrás dado en la diana.

RAPIDEZ Y FLEXIBILIDAD

23 abril, 2022 0 No tags 0

En entornos como el actual, muy cambiantes e inestables, estas dos características se vuelven vitales. Para ser flexible tienes que tener una visión de las cosas lo más real y completa posible. Para ser rápido, tu sistema de comunicación tiene que estar perfectamente engrasado.

Los grandes sistemas corporativos, no tienen ninguna de estas dos características. Si las sabes usar, te van a dar siempre ventaja frente a sistemas con muchos más recursos que los tuyos.

El lubricante de esto es la coordinación. Todo el mundo debe saber hacia dónde se quiere ir. Por lo que el sistema debe tener una organización. Y esta organización debe dar libertad de movimiento a las personas que tienen que tomar decisiones en el día a día.

Por cierto, todo esto no funciona si no se comanda desde el frente, desde la trinchera, siguiendo los cambios diarios que se provocan en el mercado. Si estas en un cómodo despacho en la retaguardia, cuando te quieras enterar de lo que pasa, tu competencia te habrá liquidado.

Nuestra gente -personas que saben lo que hacen, con la formación y el saber hacer suficiente- necesita audacia y libertad para poder tomar decisiones en función de los cambios que se vayan produciendo. Eso lo da un liderazgo diseñado para esto. Grupos de trabajo pequeños, flexibles y maniobrables, apoyados por subsistemas administrativos que actúan como conexión al resto del sistema.

Para tener pequeños grupos que funcionen, tenemos que poner juntas a personas que puedan trabajar juntas. “Dime que puedo hacer por ti…” es una de las grandes claves. A la pregunta ¿Quieres echar una mano? La única respuesta valida es: “por supuesto”. Este es el tipo de personas que necesitamos hoy. Solo puedes resolver problemas de coordinación de forma personal.

La estrategia, la táctica y la política de empresa deben trabajar juntas. Los problemas nunca tienen una sola dimensión técnica. La mejor solución técnica, si no es acompañada de buenas tácticas y políticas, no sirve de nada.