¿ESTAMOS JUGANDO A LO MISMO?

24 septiembre, 2022 0 No tags 0

La clave está en entender a que se está jugando, y aquí podemos tener fiesta, desacople total. Si tu estas jugando, entendiendo que es un juego infinito y la otra parte piensa que es un juego finito. Se produce un desajuste importante.

Si dos personas están compitiendo por ganar el Rolad Garros, están jugando al mismo juego. Existe un entendimiento entre las dos partes. Saben a qué reglas atenerse. Saben a lo que juegan y porqué juegan.

Problemas de entendimiento:

  • Infinito-Finito-> Si la parte de infinito acierta: Una parte entiende que en ese momento es un juego infinito, la otra finito: la parte del juego finito puede ganar algunos asaltos para terminar perdiendo: gana batallas hasta que termina perdiendo la guerra.
  • Finito-Infinito-> Si la parte de finito acierta: pierdes la partida. El alud te sepulta. Difícil o imposible volver a levantarse.

PENSAMIENTO VERTICAL Vs PENSAMIENTO HORIZONTAL

24 septiembre, 2022 0 No tags 0

Vamos a ver dos esquemas básicos de pensamiento. Para mí, combinarlos de forma acertada, hace que un proyecto avance por la buena senda.

Pensamiento vertical:

  • Pensamiento a corto plazo.
  • Enfocado al paso a paso. A los procedimientos.
  • Empuja para alcanzar un objetivo claro.
  • Ayuda a que las cosas sucedan.
  • Es profundo, estrecho, especializado, ordenado.
  • Permite evolucionar el proyecto de forma incremental.
  • Efecto práctica: hace que los procesos y procedimientos se vayan haciendo más eficientes a medida que se practican.
  • Suele generar mucho ruido, se puede terminar perdiendo la señal.
  • Efecto mejora continua: Kaizen.

Este pensamiento hace que las cosas funcionen en el día a día. Las mejora, las hace más eficientes. Mantiene el sistema en marcha. Es pensamiento de corte táctico.

Pensamiento horizontal:

  • Pensamiento a largo plazo.
  • Enfocado en alcanzar un horizonte que siempre avanza con nosotros.
  • No existe un objetivo claro.
  • Ayuda a que las cosas evolucionen y avancen.
  • Es amplio, sin reglas, sin normas. No tiene límites.
  • Detecta e intenta aprovechar oportunidades según se presentan. Oportunismo.
  • Vive cómodo en entornos de mucha incertidumbre. Caótico y creativo.
  • Momento Eureka: el juntar muchos puntos en apariencia inconexos, para crear algo nuevo.

El pensamiento horizontal hace que las cosas avancen por caminos no trillados. Es pensamiento de corte estratégico.

JUEGOS FINITOS E INFINITOS

10 septiembre, 2022 0 No tags 0

En relación con la entrada anterior, creo que la clave está en saber diferenciar. Saber entender cuando estamos jugando un juego finito, o uno infinito. A ver si consigo explicarme:

Características de juegos finitos:

  • Tienen un tiempo para jugarse.
  • Tienen las reglas claras, se juegan dentro de unos límites. Son rígidas, no cambian durante la partida.
  • Pueden tener árbitros. Y estos vigilan de forma constante el cumplimiento de las normas.
  • Empiezan y terminan la partida los mismos jugadores.
  • Alguien pierde y alguien gana: suma cero. En ocasiones puede haber empate.
  • El objetivo es terminarlo.

Ejemplo rápidos:

  • Cualquier evento deportivo: Baloncesto, fútbol…
  • Una partida de cartas.
  • Tus estudios reglados.

Características de un juego infinito:

  • Es infinito, por lo tanto, no se termina hasta que te mueres.
  • Las reglas no siempre están claras. Se juegan con limites muy difusos. Además, pueden cambiar durante la partida. De hecho, cambian.
  • No hay árbitros que vigilen el cumplimiento de las normas de forma constante.
  • Los jugadores pueden cambiar a lo largo de la partida. Pueden incluso añadirse o eliminarse participantes.
  • Puede que no haya ganadores ni perdedores. De todas formas, el éxito lo define cada uno según sus parámetros personales.
  • Dentro de un juego infinito hay juegos finitos.
  • El objetivo es mantenerse en la partida. Participar en el juego, seguir jugando. El objetivo es el proceso.

Ejemplos rápidos:

  • Poner en marcha cualquier proyecto. Si crees que esto es un juego finito, estas jodido.
  • Jugar sin competir.
  • Conversar sin ánimo de imponer.

El desgaste idiota está en equivocarse: pensar que el juego en ese momento es finito, cuando es infinito. Te está obligando a ganar una partida que no te va a reportar ningún beneficio. Al contrario, puede terminar por parte de tu reputación, además de otros recursos -tiempo, dinero, equilibrio emocional…-

A veces tenemos que ganar, y a veces el ganar esta en mantenerse en la partida. Al mantenerte en la partida, incrementas las probabilidades de que eventos buenos te alcancen. En el juego infinito, la victoria está en poder seguir jugando otro día más, en mantenerse en la partida.

Reglas: todo en la vida tiene reglas, normas. Otra cosa que es nos las saltemos. En juegos finitos controlados -un partido de baloncesto- las reglas además de estar claras están controladas por árbitros que se encargan de vigilar y hacerlas cumplir.

En juegos infinitos poco controlados, como la vida diaria, también existen las reglas -leyes, normativas, etc.- pero no podemos tener un policía en cada esquina. Se recurre al sistema: si no cumples y te pillamos, prepárate…

En este juego todo el mundo se pasa la vida trampeando. Problema gordo: si te pillan, pierdes de forma automática la confianza de los demás actores: tus amistades, pareja, socios…

Las victorias son siempre temporales. Pueden ser debidas a que hemos terminado un juego finito. Este juego se va a concatenar con otro de forma inmediata. Todo se desarrolla en el continuo tiempo, que a nuestra escala no tiene final. Cuidado, las victorias pueden ser temporales, pero hay perdidas que pueden ser permanentes, como la de la confianza.

Mentalidad de juego finito: este tipo de jugador intenta por todos los medios evitar la sorpresa. Su máximo esfuerzo se concentra en una cuidadosa planificación. El entrenamiento dentro de un marco de reglas rígidas es constante. El objetivo es ganar cada partida.

Mentalidad de juego infinito: Asume que la sorpresa es parte del juego, los eventos no esperados forman parte de la vida, doma el azar evitando que un evento inesperado lo deje en la cuneta. Genérate opciones de forma constante para que ese evento inesperado se pueda convertir en una oportunidad. El objetivo es mantenerse en la partida mediante la adaptación y aprendizaje de cada día.

Aquí tenéis mucho más.