EVOLUCIÓN VS DISRUPCIÓN

21 mayo, 2022 0 No tags 0

Esto ya no va de cocinar más. Se trata de desarrollar mejores recetas.

La evolución consiste en seguir peleando en los mismos mercados con productos con pocos cambios -evolución-. Detener la inercia es muy difícil o directamente imposible, y eso implica no poder cambiar de tácticas, y mucho menos de operativa o estrategia.

La disrupción consiste en crear nuevos productos que no sean rentables para compañías más grandes. Bien porque no sea rentable su desarrollo, bien porque su mercado no sea rentable por tamaño. Abrir un sistema de muchas pequeñas apuestas -recuerda la entrada dedicada a Blotto-.

Las empresas líderes tienden a olvidarse de mercados o segmentos pequeños y de bajo margen. Esto permite a competidores pequeños crear ahí un nuevo frente -campo de batalla- y evolucionar creando productos de más valor y margen.

Las grandes compañías, siempre terminan regalando mercados enteros a los advenedizos. A los inconformistas. A los que prueban a jugar con otras reglas. Su problema: dejan de generarse nuevas opciones. Piensan que las nuevas opciones sólo están en la evolución, y eso es un error.

Las empresas asentadas en un mercado tienden a dejar de lado segmentos que consideran de bajo valor o nuevos para ellas. Su estructura no les permite entrar en ese nuevo juego. Esto lo pueden combatir de la misma forma que las pequeñas: abriendo un sistema de apoyo a nuevos proyectos creando un sistema de inversión en pequeñas apuestas. Muchas no funcionarán, pero las que lo hagan crearán suculentos productos-mercados. En vez de ver el mercado como un sistema de suma cero, hay que crear ecosistemas de colaboración en beneficio mutuo con pequeños proyectos con proyección.

Resumiendo: el azar es azar, y no se puede controlar. Lo que si podemos hacer es cambiar las reglas del juego para que nuestra pequeña habilidad resulte una ventaja.

EL CORONEL BLOTTO

7 mayo, 2022 0 No tags 0

Podéis investigar más adelante sobre el juego de Blotto. Esta pequeña entrada es para analizarlo rápido.

Si eres el favorito, el que domina en ese momento el juego -el mercado-, simplifica las cosas todo lo que puedas.

Cuando un jugador tiene muchos más recursos que otro, su ventaja se reduce a medida que el más débil añade nuevos campos de juego -mercados, segmentos, productos, servicios…- es decir, si eres pequeño y con pocos recursos abre el campo de juego -complica la vida al grande- todo lo que puedas.

Abre mil frentes con tácticas partisanas donde la flexibilidad, la velocidad y la comunicación sean esenciales. Esto te genera de forma constante opciones de ganar algunas peleas. De descubrir nuevos mercados, nuevas formas de hacer las cosas.

Ten en cuenta que puedes descubrir mercados que para ti pueden ser rentables, mientras que para alguien más grande resulten en principio despreciables. Eso te abre ventanas de oportunidad en forma de generación de opciones muy interesantes.

El colofón: si ese mercado que en principio solo es rentable para ti, se convierte en un mercado de gran potencial, habrás dado en la diana.