MAS SOBRE RACHAS

26 febrero, 2022 0 No tags 0

La buena y la mala suerte no está distribuida de forma uniforme. Es decir, no todo el mundo tiene la misma buena y mala suerte. Es una distribución muy sesgada. Eso quiere decir que unos pocos tienen una buena suerte de la hostia. Mientras que la mayoría se conforma con sobrevivir, con ir tirando.

La receta: Tenemos que incrementar la probabilidad de que nos pasen cosas buenas, incrementando nuestra “exposición a…” Para ir forzando las rachas buenas que nos sitúen en el lado bueno de la distribución del azar.

La habilidad y la suerte están poco relacionadas en según qué profesiones y negocios.

Las rachas que se deben solo a la suerte nos dicen poco de la habilidad. Mientras que las que se deben solo a la habilidad, no dicen poco de la suerte. Una persona con las habilidades adecuadas, según pase el tiempo, va incrementado sus éxitos, a pesar de tener alguna mala racha. El tiempo hace de filtro, y favorece a las personas con las habilidades y constancia adecuadas.

Rachas.

EXPLORACION VS EXPLOTACION

12 febrero, 2022 0 No tags 0

‘Piérdelo todo quien todo lo quiere’.

Proverbio Español.

A medida que las organizaciones maduran, la dirección tiende a mantener lo conocido sobre lo desconocido (ver éxito, simplicidad y miedo)O. Esto hace que el rendimiento vaya disminuyendo con el tiempo. El azar también juega un papel importante. Las decisiones estratégicas tienen una naturaleza probabilística. Y los proyectos no viven mucho tiempo sin disfrutar de una racha favorable.

Debemos equilibrar la exploración de mercados nuevos, con la explotación de los mercados que ya tenemos. La explotación de lo que ya tenemos exige eficiencia, optimización de los procesos y procedimientos del sistema.

La exploración es aventura: exige experimentación, prospección, y no garantiza ni ofrece beneficios inmediatos como lo hace la explotación. Este equilibrio lo define el medio ambiente donde se desenvuelve nuestro sistema, nuestro proyecto. Si el entorno cambia de forma lenta, podemos ir explorando de forma gradual. Si el medio tiende a cambiar de forma brusca, tenemos que potenciar y dar prioridad al subsistema de exploración.

Al no estar garantizado el éxito de la exploración, debemos utilizar el principio de sangrar sin reventar: iremos apostando en la exploración los recursos que nuestro sistema pueda aguantar perder. De tal forma que de no funcionar ninguna de las apuestas no comprometa a corto plazo la supervivencia del proyecto.

Si los cambios son bruscos, no queda otra que invertir más recursos y tiempo en la exploración. Así incrementamos las probabilidades de tener éxito.

Por lo general, las empresas descansan más sobre la explotación que la exploración. Esto hace que sus sistemas sean muy eficientes a corto plazo, y les permite obtener bueno rendimientos. Generalmente una visión cortoplacista y una presión por obtener beneficios es el resultado de esto. Esta forma de hacer las cosas las acaba matando. Una forma que tienen de evitar esto es ir comprando compañías de nicho que están teniendo éxito. Pero eso, solo lo pueden hacer pocas empresas en el mundo.

La habilidad para una organización también sube o baja en función del tiempo, la edad de sus componentes, su experiencia, sus ciclos de recambio de personas… Y otra cosa, según pasa el tiempo tienden a desorganizarse…