HABILIDAD, CAUSA – EFECTO

15 enero, 2022 0 No tags 0

Actividades en las que la causa efecto de la habilidad están muy claras. Causas y efectos, claros y directos: Cuanto más entrenas, más habilidad adquieres:

  • Deportistas.
  • Músicos.
  • Cirujanos.
  • Piloto de los que sea.

Según el grado de exposición a la incertidumbre, existen unas profesiones más resistentes al azar que otras. Es decir, tenemos profesiones donde el impacto del azar es mucho más alto que en otras, disminuyendo el impacto de la habilidad. Lo vamos a ir viendo…

Este tipo de profesiones son de corte lineal. Me explico, lo mismo que es muy difícil ver a este tipo de profesionales pidiendo limosna en un semáforo, tampoco es común encontrarlos dentro de la lista Forbes de los mega forrados.

La fabricación es una actividad que se encuentra casi en el extremo. Depende casi por completo de la habilidad. Los sistemas cerrados como la fabricación, al no tener casi influencia del medio en el que operan obtienen resultados muy lineales, muy previsibles. Y donde los modelos estadísticos funcionan muy bien.

El éxito no es un proceso lineal. Aunque con el paso del tiempo una buena estrategia lleva a tener más éxitos, unos buenos procesos y procedimientos, van a ayudar siempre pero no lo garantizan nunca. Dentro de una empresa, de un sistema, algunas actividades van a ser más dependientes del azar que otras. Por cierto, cuanto más complejo es un sistema, más difícil es asociar causa y efecto.

A medida que los profesionales escalan en su carrera, se van moviendo hacia la parte que está más dominada por el azar. Por ejemplo, a medida que te aproximas a las actividades relacionadas con el management y no con la producción. Cuando el azar interfiere entre la causa y el efecto, es mucho más difícil obtener un feedback valioso.

Buenas predicciones > si domina la habilidad. Por ejemplo, si tenemos que predecir quien va a ganar un partido de tenis entre Nadal y el que escribe. Claro que la cosa se complica si tienes que hacer una predicción entre Nadal y Djokovic. A medida que la habilidad se iguala, empieza a tener más peso el simple azar.

Malas predicciones > si domina el azar. Por ejemplo, si tenemos que predecir si un producto tendrá éxito. Economía, política y sociedad -MK- son actividades de muy difícil pronostico.

Una ligera ventaja en la habilidad se traduce en una tremenda ventaja general si se tiene el tiempo suficiente y las ocasiones para desarrollar esa ligera ventaja. Por ejemplo, un jugador de tenis desarrolla esa ligera habilidad durante el partido. De hecho, cuanto más largo el partido mejor, porque tiene más ocasiones de jugar puntos.

En una empresa tenemos dos tipos de empleados: los que hacen tareas repetitivas y los que se dedican a tareas que requieren un sistema de prueba – error. Las tareas repetitivas se pueden normalizar mediante una lista de procesos y procedimientos. Las que requieren de prueba error, no.

Error habitual: usar procesos de toma de decisiones que son adecuados a actividades dependientes de la habilidad, para actividades que dependen del azar.

Como cambia la habilidad a lo largo del tiempo: los años no ayudan.

Dos formas de conceptuar la habilidad en la toma de decisiones:

  1. La competencia es el resultado de desarrollar un conocimiento que permita elegir de forma casi automática el curso de la acción. Este sistema automático de toma de decisiones tiene un problema: funciona en entornos estables que permiten dedicar mucho estudio a su funcionamiento. Problema: te fías mucho de tu experiencia para tomar decisiones de forma automática. En entornos complejos e inestables este sistema es poco útil. Induce a tomar malas decisiones.
  2. Como una colección de capacidades cognitivas que cambian a lo largo del tiempo. Estas capacidades incluyen:
  • La inteligencia fluida: Capacidad de resolver problemas a los que no nos habíamos enfrentado antes. Esta inteligencia no depende de algo previamente aprendido.
  • La inteligencia cristalizada: capaz de utilizar el conocimiento aprendido previamente.

Otras formas de diferenciar capacidades diferentes:  No es difícil ver a personas que objetivamente son inteligentes tomar malas decisiones. No son capaces de pensar y actuar de forma adecuada. El problema: no sabemos cómo evaluar el Coeficiente de racionalidad (CR). Por otro lado, no hace falta tener el CI de un genio para tomar decisiones acertadas que nos permitan alcanzar nuestros objetivos. Deberíamos aprender a pensar de forma correcta sobre problemas relacionados con la probabilidad, la estadística y el planteamiento de hipótesis.

  • Coeficiente intelectual (CI): resolver problemas y acertijos preparados para tal fin.
  • Coeficiente de racionalidad (CR): actos y conductas adaptativos, toma de decisiones juiciosa. Regulación de la conducta, establecimiento juicioso de objetivos, leer la realidad con la máxima objetividad, reflexividad.

Ahora una muestra de profesiones poco resistentes al zar. Es decir, con alta exposición al azar, de corte muy asimétrico:

  • CEO de cualquier cosa.
  • Actor.
  • Cantante.
  • Escritor…

Este tipo de profesiones es de corte muy explosivo, muy asimétrico. Muchos de estos profesionales, muchas veces están trabajando de lo que pueden para sobrevivir, pero tienen más opciones -siendo muy pocas- de aparecer en alguna lista de mega forrados. De hecho, la gran mayoría forman parte del primer grupo. Es decir, pueden terminar haciendo cola en un comedor social.

Bonus track: ten en cuenta que cuanto más lineal sea tu profesión, más sencilla de automatizar… de nada.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *