EL RELATO DE LOS VENCEDORES

30 octubre, 2021 0 No tags 0

En el relato de los vencedores, el azar -la suerte- casi nunca sale, y si sale se le da un peso mínimo. No es un factor que haga el relato interesante. De hecho, puede deslucirlo y hacer que pierda todo el interés. Somos así de bobos.

Una racha positiva siempre se puede intentar alargar desplegando habilidad. Y lo contrario: una racha negativa siempre se puede acortar desplegando habilidad.

Aunque no todos los profesionales tienen buenas rachas. Todas las rachas de buenos resultados tienen detrás profesionales con habilidades sobresalientes. Lo que decíamos con el póker. Es cuestión de tiempo que los que sigan en la mesa jugando sean los mejores. A medida que el tiempo va filtrando se van a ir quedado solo los mejores, y entonces a iguales habilidades, es el factor azar -pillar buenas manos- el que va a determinar el éxito o fracaso.  

Cuando tomamos decisiones en la vida real, lo hacemos en tiempo real, y por lo tanto no sabemos en qué grado contribuyen el azar y la habilidad a obtener el resultado que queremos.

Cuanto más se aproxime tu proyecto a la tecnología, a la moda imperante, a lo que sea… más radical es el factor suerte. Si tu proyecto se acerca más a un consumo recurrente, menos expuesto al factor azar. Las compañías enfocadas al gran consumo P&G, Nestlé, etc. tienen poca exposición a eventos de azar.

La transición de fase es lo que sucede cuando un pequeño cambio incremental termina por producir un efecto a gran escala. Esas pequeñas recomendaciones que las personas se van dando de un producto:

LA PARADOJA DE LA HABILIDAD

16 octubre, 2021 0 No tags 0

A medida que se mejora la habilidad, la suerte se vuelve más determinante. A medida que tus competidores trabajan, también mejora su habilidad. El resultado: el mercado se vuelve más uniforme, y es el factor azar el que va a determinar el éxito de algunos. Una sola pequeña racha positiva o negativa, pueden ser determinantes. Y las rachas son de aparición puramente azarosa.

¿Son transferibles las habilidades de una persona a una organización? Pues no, las habilidades individuales no escalan a las habilidades colectivas. Se comportan igual que la prudencia, que tampoco escala a nivel colectivo. Las habilidades de una persona pueden encajar muy bien en un entorno y muy mal en otro. No son transferibles ni en tiempo -rachas-, ni en lugar o espacio -un puesto determinado en una organización-.

La organización y el entorno influyen en gran medida en el desarrollo de la habilidad. Sin una organización y un entorno que arropen y potencien esa habilidad, la habilidad se diluye o directamente se pierde.

Habilidad= resultado observado – factor suerte.

LA PARADOJA DE LA ESTRATEGIA

2 octubre, 2021 0 No tags 0

Las mismas conductas que intentan maximizar la probabilidad de éxito, también están maximizando su probabilidad de fracaso. Muchas correlaciones buenas y malas se van a dar por puro azar.