PROFESIONES Y ASIMETRIA

18 septiembre, 2021 0 No tags 0

La combinación de suerte y habilidad definen el resultado final de cualquier actividad o negocio. La cuestión clave es identificar el peso de cada uno. El problema: la mayoría de las personas no pueden, o saben, o reconocen el peso de estos dos factores en su actividad o sus negocios.

A ver si puedo aportar algo de luz de forma breve.

Nos movemos entre actividades que están más cerca de la pura suerte y otras que están más cerca de la pura habilidad.

Si uno se dedica a una actividad donde la habilidad tiene mucho peso, una vez que se ha preparado, no necesita mucho tiempo para destacar. Un cirujano, o un tenista pueden ser buenos ejemplos. Si te pones a jugar un partido de tenis con Nadal, no tardas más de tres minutos en que te saque de la pista.

Conforme el azar va tomando más peso, se va necesitando más tiempo: en una partida de poker, puede que un principiante con suerte gane algunas manos, pero pasado un tiempo será desplumado por jugadores con mucha más habilidad que él. A medida que el azar toma más y más peso, es el tiempo el que filtra quien va quedando en pie.

Dicho de otra forma: Si uno se dedica a actividades donde el azar tiene mucho peso, es el tiempo el que termina eliminando / filtrando a los que tienen menos suerte que otros. En actividades donde existe cierto equilibrio entre la suerte y la habilidad, será la habilidad la que te permita permanecer más tiempo en la partida.

Tenemos que ser capaces de entender qué peso tiene el azar en la actividad/negocio que desarrollamos. Cuando el azar tiene mucho peso, debemos centrarnos en el proceso: El final es impredecible. No podemos predecir el éxito en cualquier actividad que combine habilidad y suerte. Cuando la suerte -el azar-, entran en juego el grado de habilidad es muy difícil de evaluar.

  • Preparación= conocimiento + saber hacer.
  • Habilidad = preparación + trabajo.
  • Buscar azar positivo -> sumar opciones de que nos pasen cosas buenas. Entender este principio fundamental, es quizá la mayor de las habilidades en entornos en los que el azar tiene mucho peso.

Cuando el azar tiene mucho peso, los buenos procesos tendrán su recompensa, pero solo pasado un tiempo. El factor tiempo aquí, decide.

Si la habilidad tiene mayor influencia, el binomio causa – efecto está muy unido en el tiempo, y por lo tanto es fácil de ver.

Método rápido y heurístico para comprobar si una actividad o negocio exige más habilidad o es más dependiente del azar: ver si se puede perder a posta. Ruleta: no puedes perder adrede. Es una actividad que depende en gran medida del azar. El póker, por el contrario, además de suerte exige habilidad. Aquí sí que podemos perder a propósito.

En las actividades en que el azar tiene más importancia, la habilidad más destacada es el proceso de toma de decisiones. Con el paso del tiempo el conjunto de decisiones bien tomadas repercute en mejores resultados. Otra cosa -muy incómoda-: la preparación, los títulos, el trabajo duro y los años de experiencia tienen poco peso.

La asociación causa efecto no está nunca nada clara. Es muy confusa. Demasiadas variables en juego. Correlacionan muy, muy mal. Olvídate de buscar causas->efectos claros. Aunque tendrás la irresistible tentación de construir un limpio relato que aposteriori lo explique.

El rendimiento de un proyecto, de una empresa va a depender tanto de la suerte como de la habilidad. Eso significa que una estrategia determinada solo funcionará algunas veces.

Cuidado: extraemos la muestra de los resultados, no de la estrategia, por lo tanto, nuestros análisis siempre van a tener un sesgo muy bestia. Si analizamos los resultados de una compañía de éxito asumimos que han ejecutado una estrategia brillante, y lo mismo, al contrario. Construimos un relato que siempre deja fuera el factor azar.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *