UNA SOLA OPORTUNIDAD

17 abril, 2021 0 No tags 1

La naturaleza de la realidad en la que nos movemos es caótica, exponencial, imprevisible. Vamos, que es un poco hijadeputa -así, todo junto-. Para poder defendernos, solo podemos tratar de entenderlo, vamos allá.

Hay eventos y situaciones en los que solo tienes una oportunidad para sobrevivir o incluso para tener éxito. Por cierto, muchas veces el mero hecho de sobrevivir ya es un triunfo.

Ante eventos imprevisibles y violentos, solo tienes una oportunidad para defenderte e intentar sobrevivir. Si reconoces la naturaleza del suceso y sus propiedades, y cómo se puede comportar, puedes actuar rápido. La velocidad ante este tipo de eventos es vital. Esto te permite actuar cuando el problema es pequeño, controlable. Aquí debes usar el conocimiento y la experiencia en lugar de la observación. Si te paras a mirar intentando entender en vez de ponerte a correr, el alud te sepulta.

Aquí deben predominar las decisiones de precaución -la sencilla decisión de ponerse a correr- Este tipo de eventos tienen una propiedad muy chunga: las pruebas los siguen, no los preceden. Así que no se pueden prever de forma confiable. En este caso los datos son muy poco fiables, así que la evidencia, la prueba, no vale una mierda.

Aprendemos por observación y repetición, lo llevamos impreso. Existe un dicho que lo deja bien claro: somos monos de repetición. Si nos ponemos a intentar encestar canastas de tres puntos ocho horas al día, al cabo de un año, nuestra tasa de acierto se habrá incrementado de forma salvaje. Esto es el aprendizaje por refuerzo. Vamos aprendiendo que es lo que hacemos mal y lo vamos descartando, mientras reforzamos lo que hacemos bien.

El problema: ante algunos acontecimientos nuevos y de aparición repentina, este sistema se revela como inútil, y además nos puede matar. Nos puede matar porque el tiempo que tenemos para aprender, es cero patatero. En este caso, solo queda tirar de nuestro conocimiento y experiencia… o del de otros.

Aprender de nuestros propios errores y experiencias es una gran habilidad, y es necesario. Nos pasamos la vida cagándola, el problema es no aprender de ello. Pero el nivel maestro se consigue cuando estamos atentos para aprender por observación, de los errores y experiencias de otras personas. Eso es sublime.

NO NOS GUSTA PERDER. EFECTO DOTACION

3 abril, 2021 0 No tags 0

Aunque que hay mucho escrito sobre esto, me apetece darle una vuelta desde mi óptica.

El efecto dotación es un error de lógica que tenemos que conocer e intentar controlar para evitar terminar perdiendo tiempo, paciencia y dinero. Es un efecto por el cual atribuimos más valor a las cosas, únicamente por el hecho de poseerlas. Sobrevaloramos nuestras pertenencias. Si a esto le sumamos el miedo y rechazo que nos produce perder lo que sea, el coctel mortal está servido.

Tendemos a pagar más por mantener algo en nuestra propiedad, que por conseguir algo nuevo.

Tal y como veo esto para nuestro desarrollo y el de nuestros proyectos:

  • Has estudiado durante muchos años una carrera X, y durante unos años has podido ejercer esa profesión. Un día el mercado cambia y sabes que difícilmente vas a poder volver a encontrar trabajo “de lo tuyo” y que si lo encuentras, no será en las mismas condiciones ni económicas, ni personales. Pero te resistes a comenzar de nuevo aprendiendo nuevas cosas… Como vas a desperdiciar tantos años de esfuerzo, y tanto dinero invertido….
  • Como vamos a….
    • Descatalogar ese producto que tan buenos resultados nos ha dado…
    • Cambiar la forma de hacer las cosas, si siempre se han hecho así, y además históricamente nos ha ido bien….
    • Cambiar esa serie de decisiones en las que tanto tiempo y recursos hemos invertido….
    • Deshacer una inversión que ya hemos hecho para invertir en otra oportunidad, por prometedora que se presente…..
  • Lo mismo ocurre con los “casis”: la casi posesión a la hora de adquirir algo, el casi final de un proyecto en el que llevamos tiempo y esfuerzo invertidos… en estos casos seguimos y seguimos invirtiendo, aunque ya es obvio que llegamos tarde y mal, o que aquello que queremos adquirir, ya no lo necesitamos tanto, o tenemos mejores opciones… En vez de asumir perdidas, y dedicarnos a otras cosas, seguimos haciendo el canelo.

Cavar más profundo: esto está muy relacionado con el primer punto: Me dedico a X. Pero ese X ya no me produce ni satisfacción, ni los suficientes ingresos (si es que alguna vez lo hizo,) pero después del tiempo y esfuerzo invertidos, del ruido hecho y el posicionamiento alcanzado, como lo voy a dejar ahora… Esto se da con bastante frecuencia en entornos profesionales freelance. Y no digamos si la persona, tiene cierto estatus de Gurú en lo suyo…. Muchos no se cansan de seguir cavando el agujero.

Nota: en estos casos se confunde muchas veces el interés de la materia, con la disposición a pagar por ello de forma recurrente. Es decir, una cosa es el interés, y otra es que algo tenga un mercado real con personas dispuestas a pagar por ello. Muchas veces existe un mercado, pero es un mercado cero ingresos. Personas que están interesadas, pero no dispuestas a soltar dinero. Se da mucho en el mundo de las habilidades blandas. Mucha gente consume recursos gratuitos, pero pocos están dispuestos a pagar por un curso.

Se produce muchas veces una contradicción: No quiero cambiar algunas cosas, aunque me están haciendo perder dinero…. Y no tengo mucha esperanza en volver a recuperarlo en el futuro. Creo que esto tiene que ver con la zona de confort.

Cómo eliminar el efecto dotación: Asume la perdida (de tiempo, dinero) y sigue adelante. Lo malo, es que muchas veces asumir la perdida, significa la ruina o un importante quebranto económico, porque no se tiene claro el principio de sangrar sin reventar. Si tu sistema funciona sobre una base de prueba/error, asumir pequeñas perdidas será lo habitual -sangrar sin reventar, será la forma básica de actuar de tu proyecto-.  Esto es lo que te permite eliminar el efecto dotación de raíz. Es jodido, pero es lo que hay.

Ver: éxito, simplicidad y miedo.

Ver: sangrar y no reventar.