MICRO GESTIÓN -VERSIÓN AMPLIADA-

13 junio, 2020 0 No tags 0

Estamos obligados a una adaptación constante, así que tenemos que estar pegados al terreno, y dedicarle un tiempo a la dirección desde la trinchera. En el cuartel general se pierden muchos detalles importantes. Tenemos que desarrollar una preocupación constante por los detalles del mando. Un sistema: preguntas con micro reuniones de seguimiento (5 min.) enfocadas a cuatro aspectos importantes:

  1. Es un error asumir que todos los mandos van a sacar el máximo provecho en cada situación. El entorno está cambiando de forma constante. Todo el mundo tiende a sucumbir a cierta inercia en la forma de hacer las cosas. Si la situación cambia, debemos cambar y adaptarnos. La presencia física de la dirección es el mejor antídoto.
  2. La dirección debe mantener informada a la gerencia (middle management) de las últimas innovaciones tácticas y operaciones. Y dar libertad de acción.
  3. La dirección se beneficia de tener una visión desde la trinchera. De las condiciones de trabajo en el día a día. Las ideas, muchas veces surgen de la toma de contacto con la realidad del día a día.
  4. Lo anterior permite que la dirección empatice con las personas de la organización. Eso si, sin poses ni artificios. Con un espíritu auténtico, constructivo y sin falsedad.

Un sistema adaptado a la micro gestión resuelve el problema de la escala: A medida que aumenta la escala, los problemas se vuelven más abstractos. En el nivel estratégico se tratan problemas y objetivos a gran escala y por lo tanto de forma algo difusa y abstracta.

Son los niveles operacional y táctico los que tienen que administrar variables aleatorias en tiempo real. Por lo tanto, deben tener margen de maniobra y libertad de acción (sin perder de vista el objetivo) a partir de ahí, el sistema de mando y control debe escalar de forma inversa para permitir que el sistema en su conjunto se adapte y los niveles de estrategia estén informados.

Una pequeña variable mal gestionada en los niveles operacional o táctico puede destrozar una estrategia completa (y la empresa que la sustenta). Puede convertirse en un cisnaco negro de libro. Y, al contrario, una oportunidad que parece de forma inesperada puede ser explotada con grandes resultados. Esla forma de gestionar la asimetría del entorno.

Para que quede más claro aún: el subsistema dirección general no debe interferir en el día a día de la toma de decisiones tácticas y operativas..

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *