PONERSE A…

7 septiembre, 2019 0 No tags 0

Explorar, hacer cosas sin un motivo u objetivo concreto, y sin tener mucha idea. El resultado es aprender haciendo, probando. En este proceso las pruebas producen el aprendizaje. El camino puede llevarnos por azar a algún resultado que sea aprovechable (de no serlo, la exploración no debe matarte, acabar con todos tus recursos). Nuestra organización, nuestro sistema, debe dejar espacios de libertad para este tipo de cosas.

Esto solo se entiende de forma adecuada, si te has puesto. Si has jugado al juego. Es imposible que alguien con un manual debajo del brazo entienda esto. En principio, como todo el mundo pelea por resultados concretos, por objetivos y por detallados planes, se pierde este poderoso enfoque. Es el jugar, lo que te descubre como funciona la realidad, y lo que te permite aprender. Es la experiencia que vamos acumulando lo que nos hace ser antifragiles.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *