CANTIDAD Vs. CALIDAD

16 febrero, 2019 0 No tags 0

Como dilapidar recursos:

  • Llenar el embudo de ventas de oportunidades que después no se atienden, o se atienden de forma incorrecta.
  • Tener un porfolio con muchos productos, pero ninguno sobresaliente en cuanto a rendimiento.
  • Tener muchos clientes, pero con índices de satisfacción bajos, que generen pocos ingresos y rendimientos, y que además no repiten compra, es ir quemando mercados.

Y lo mejor de todo: Generar o asumir deuda proyectando crecimientos que solo están en una hoja de cálculo. Es suicida.

Correr por correr, no es buena idea. Dedicarle tiempo a las cosas es algo más razonable. Si tu sistema no puede dedicarle tiempo a lo fundamental, seguramente tenga niveles de estrés importantes. La falta de tiempo genera estrés. Revisa tu modelo de gestión, seguramente esté prestando demasiada atención al ruido.

Debemos atender los productos más rentables, que son los que están en la parte de la cola que corresponde al máximo ingreso y rendimiento, esos productos son las vacas. Y vigilar el desarrollo de los productos que están en la parte de poco rendimiento de la larga cola.

CONVENCIDOS PERO EQUIVOCADOS

2 febrero, 2019 0 No tags 0

Enfoque correcto: ¿Podemos sobrevivir a un impacto bestial?

Enfoque Erróneo: ¿podemos sobrevivir a probables acontecimientos previsibles de bajo impacto?

  1. Somos capaces de predecir el futuro: Es una mera ilusión. No sabemos nada del futuro, ni del riesgo que entrañan las decisiones que tomamos. No sabemos ni dónde ni cuándo, nos va a sorprender un evento de alto impacto para nosotros, incluso extremo (positivo o negativo). Asumirlo, es comenzar a gestionar de forma que el sistema sea lo más resistente posible a estos eventos poco probables, pero catastróficos. No debemos perder el tiempo en hacer planes detallados a largo plazo. En este caso, utilizar el pensamiento difuso es la mejor opción.
  2. Estudiar el pasado nos ayudará a desarrollar predicciones: Para un sistema cerrado o semicerrado donde la estadística funciona, puede ser. Pero para sistemas dónde el azar es alto, es otra ilusión. Los impactos catastróficos o favorables, siempre aparecen por sorpresa. Millones de variables moviéndose de forma simultánea. Imposible desarrollar estos modelos. No sabemos lo que vamos a cenar pasado mañana, pero creemos saber lo que vamos a vender el año que viene en función de lo que vendimos este… Los patrones se dan, hasta que dejan de darse.
  3. Debemos poner el foco en los costes: Esto nos obliga a tener el foco siempre en los costes. Lo que nos despista de poner el foco en el rendimiento, es decir en el dinero que cada producto y servicio genera. Pon el foco en el rendimiento. El rendimiento y el beneficio no tienen limite. Los costes si, coste cero. El coste cero, es: ya no tengo proyecto/empresa. Estar encima y vigilantes, si. Tenerlo como principio de gestión, no.
  4. Debemos evitar pérdidas a toda costa: Está relacionado con el anterior. Tener perdidas en inevitable, no acertamos con el 100% de nuestras decisiones. Lo que tenemos que generar es un sistema que soporte de forma constante pequeñas perdidas, mientras buscamos tener productos y servicios con buenos rendimientos.
  5. Busquemos la eficiencia a cualquier precio.
    1. Optimización, eficiencia y redundancia.
    1. Rentabilidad vs fragilidad.
    1. Resiliencia.
    1. Estabilidad.
    1. Sobre la improvisación.
    1. Improvisación y chapuza.
  6. El riesgo se puede medir: Si no somos capaces de predecir el futuro, no podemos medir el riesgo al 100%. Podremos utilizar modelos y muestras que nos hagan aproximaciones. Pero siempre habrá eventos que se van a quedar fuera de las muestras, por muy grandes que estas sean. Un ejemplo: si fabricamos cosas, nuestros modelos estadísticos nos van a decir que porcentaje de productos van a salir con algún defecto de fábrica. Y lo van a clavar. Tenemos que tener claro que los modelos estadísticos funcionan muy bien en entornos controlados. Pero no lo hacen en entornos abiertos y caóticos.
    1. Probabilidad imposible.
    1. Error, incertidumbre y riesgo.
  7. En el éxito el azar no existe, todo se reduce a trabajar duro: si piensas así, seguramente sacaste muy buenas notas cuando estudiabas. Vas a tener problemas si te dedicas a una profesión dónde el azar tiene alto impacto. Vamos a poner dos casos extremos para que se entienda.
    1. Si eres funcionario, la Influencia del azar en su vida/profesión será muy baja. En este caso, dedícate a cumplir tu papel dentro del sistema y listo. Tu vida tendrá pocos sustos, pero tampoco te harás rico, cosa que seguramente ni buscas.
    1. Si te dedicas a jugar en el mercado financiero, la Influencia del azar en tu vida/profesión será muy alta. Vivirás en un sobresalto continuo (si no conoces las leyes del azar, claro) y con una probabilidad ínfima, podrás hacerte rico, riquísimo, cosa que con toda probabilidad buscas. Lo más probable es que termines limpio.
  8. El conocimiento valioso está en los niveles altos de la cadena de mando: el conocimiento esta diseminado por todo el sistema. Se debe dar libertad de actuación en cada nivel, que lidere el que sepa en cada momento. Para esto la gente debe estar bien formada e informada.