NO NECESITAMOS SABERLO TODO

24 febrero, 2018 0 No tags 0

Conocer lo suficiente es suficiente…. ¿Pero cuánto es suficiente?

La cuestión no es cuanto sabemos o ignoramos, sino cuanto necesitamos saber para comenzar a generar resultados, que nos lleven finalmente al objetivo que buscamos. Por eso se debe empezar desde lo pequeño, desde lo más sencillo. El camino irá generando información útil (un sistema con capacidad de aprendizaje separará lo que es ruido de lo que es señal) y tomará las decisiones que en principio puedan ser las más adecuadas (la solución ideal no existe.)

El conocido dicho: la parálisis por el análisis, es una consecuencia de no tener claro qué y cuanto es lo que necesitamos saber.

¿Tuvimos que conocer la secuencia genética completa de la viruela para producir una vacuna? No.

VARIABLES OCULTAS

17 febrero, 2018 0 No tags 1

Una variable que no podemos ver, es para nosotros un fenómeno aleatorio.

No sé si existe el azar absoluto. Lo que si que sé, es que a escalas como la nuestra y con nuestros recursos siempre limitados, es imposible conocerlas todas, y por lo tanto tenemos un factor azar elevado, y por lo tanto digno de tener en cuenta.

Dificultad para tratar relaciones indeterminadas….

Lo sorprendente y espectacular, es que la naturaleza, nuestro entorno, nos dice de forma constante que las cosas no son como pensamos, que no se adaptan a la mayoría de nuestros rígidos y estructurados patrones de conocimiento (muchos herencia del mundo fabrica de dónde venimos.)

Detrás de toda «casualidad» hay una cadena muy específica de eventos, al menos en nuestro mundo cotidiano, que es el de la física clásica. En principio, cada evento, incluyendo cómo caen los dados o el resultado de hacer girar la ruleta en un casino, puede ser explicado en términos matemáticos. Unos investigadores en el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Luz en Erlangen, Alemania, han construido un dispositivo que trabaja basándose en el principio de la verdadera aleatoriedad.

Con ayuda de la física cuántica, esta nueva y llamativa máquina genera números aleatorios que no pueden ser predichos. Los números verdaderamente aleatorios son necesarios para la codificación segura de datos y para posibilitar simulaciones mucho más fiables de procesos económicos y cambios en el clima.

El fenómeno al que normalmente nos referimos como azar es meramente una cuestión de falta de conocimiento. Si conociéramos la ubicación, la velocidad y otras características contempladas por la física clásica, de todas las partículas en el universo con certeza absoluta, seríamos capaces de predecir casi todos los procesos en el mundo cotidiano. Podríamos incluso predecir los números ganadores de la lotería.

Los actuales programas informáticos para generar números aleatorios están lejos de funcionar al azar: Ellos simplemente lo simulan, y con la ayuda de un volumen de datos suficiente y los análisis apropiados, casi siempre se puede identificar qué patrón sigue cada programa.

En respuesta a este problema, un grupo de investigadores, incluyendo a Gerd Leuchs y Christoph Marquardt del mencionado instituto y de la Universidad de Erlangen-Núremberg, y Ulrik Andersen de la Universidad Técnica de Dinamarca, han desarrollado un generador de verdaderos números aleatorios.

En nuestro mundo macroscópico (el mundo que vemos/manejamos), gobernado por la física newtoniana, el azar no existe en sentido estricto. Todo azar es aparente, y no supone más que un reflejo de nuestra ignorancia o de nuestra falta de control sobre las variables del sistema.

El azar auténtico sólo existe en el mundo de la mecánica cuántica. Una partícula cuántica permanecerá en un lugar u otro y se moverá a una velocidad u otra, sólo con cierto grado de probabilidad. El equipo de Marquardt ha explotado esta aleatoriedad de los procesos de la mecánica cuántica para generar verdaderos números aleatorios.

https://es.wikipedia.org/wiki/Aleatoriedad

LOS YUPIK

10 febrero, 2018 0 No tags 1

En la cosmovisión de los pueblos Yupik, no hay entidades univocas e inflexibles. Todo existe en perpetuo estado de transformación y adaptación. Ese dinamismo es una constante en sus vidas.

Las señales del cambio climático les llaman la atención, pero no les preocupan. Forma parte de su continua adaptación al medio. Es un pueblo que sabe que sobrevivirá porque entienden su entorno como una realidad fluida que exige constantes ajustes y adaptaciones. Conocen los patrones estacionales, y si cambian, cambiarán con ellos. Sin dramas. Ahora aplícate el cuento a la hora de pilotar tu proyecto.

LA VOLUNTAD NO ES SUFICIENTE

3 febrero, 2018 0 No tags 0

Voluntad según RAE:

  • Facultad de decidir y ordenar la propia conducta.
  • Libre albedrío o libre determinación.
  • Elección de algo sin precepto o impulso externo que a ello obligue.
  • Intención, ánimo o resolución de hacer algo.
  • Gana o deseo de hacer algo.
  • Elección hecha por el propio dictamen o gusto, sin atención a otro respeto o reparo. Propia voluntad.

“En nuestra opinión, lo material debe siempre ponerse al servicio de lo espiritual. En consecuencia, nuestro servicio de intendencia nunca debe obstaculizar el concepto operacional. Creemos que todo debe estar al servicio del poder de la voluntad.”

Franz Halder
Jefe del Estado Mayor del Alto Mando del Ejército Alemán (OKH) desde 1938 hasta 1942.

 

Bueno, ya sabemos cómo termino la película por aplicar este tipo de pensamiento falaz. Por cierto, este tipo de pensamiento no era sólo del amigo Franz. Era un pilar de la creencia ideológica nazi: El triunfo de la voluntad.

La voluntad es condición necesaria pero no suficiente. Podemos tener la voluntad de hacer lo que sea, pero la voluntad solo como ideología, es suicida. No te permite examinar los factores limitantes que van a delimitar tu campo de juego, no te permite entender la dinámica de sistemas en la que te mueves, ni te permite gestionar la incertidumbre. La voluntad como simple creencia, te deja ciego.

La consecuencia: fijar una serie de objetivos inalcanzables por no tener tu sistema (tu empresa, tu proyecto) adaptado a lo que de verdad puedes conseguir. El resultado: la cuneta, el desastre.

La voluntad es un asunto de ideología, el problema es que la economía y sus modelos dominantes, tal y como están estructurados son también pura ideología, pura religión económico-financiera. La ideología del crecimiento por el crecimiento es un gran ejemplo: Creceremos porque tenemos la voluntad (¿obligación?) de crecer. Y cuanto más y más rápido mejor. Una visión muy estrecha del asunto. Una visión de los sumos sacerdotes-economistas-financieros que dominan el panorama en la actualidad. Y están dejando todo como un erial, y me refiero tanto a la parte productiva como a la humana.