SOMOS MUY MALOS HACIENDO PREDICCIONES

11 junio, 2016 0 No tags 0

El problema no es que nos sucedan cosas que no tenemos previstas. Nos suceden todo el tiempo. El problema es no estar preparado.

Acontecimientos no previstos suceden todo el tiempo, el problema es el impacto que recibimos. Habitualmente nos suceden cosas no previstas de bajo impacto, y como son de bajo impacto en nuestra vida/negocios, no las damos mayor importancia. Forman parte de nuestro día a día: Te cancelan una reunión o te ponen una imprevista, pierdes un cliente o lo ganas, te pillas un resfriado…. Estos sucesos de baja intensidad los podemos clasificar como parte del ruido habitual que nos rodea.

Lo importante es estar preparado para que problemas impredecibles de alto impacto para nosotros, no nos tumben. Pero claro, son sucesos que por su naturaleza son impredecibles.

¿existe una forma?

Si, la forma de resistencia se llama/implica redundancia, y por lo tanto, a primera vista desperdicio.

Somos buenos usando la estadística para desarrollar predicciones de bajo impacto, y que por lo tanto forman parte del ruido de fondo. Pero no podemos (porque es imposible) desarrollar predicciones sobre eventos de alto impacto y de escasa probabilidad de ocurrencia. La semana que viene veremos cosas curiosas sobre la redundancia.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *