ARMAGEDÓN VS ADAPTACION

25 junio, 2016 0 No tags 1

Un nuevo proyecto empresarial lo conforma una estructura, que a su vez conforma un sistema. El objetivo de este sistema es servir al mercado alguna solución en forma de producto o servicio que sea capaz de generar una rentabilidad. Y para llegar a conseguir este objetivo debe adaptarse de forma constante al medio (regulaciones, impuestos, gustos y necesidades cambiantes de clientes, bandazos del sistema económico….) por lo que tienen que desarrollar su capacidad de aprendizaje. En resumen, adaptación implica aprendizaje. Si el sistema no es capaz de aprender o no lo hace al ritmo adecuado, fracasará.

Pero el aprendizaje sistémico derivado del intento de adaptarse al entorno tiene una limitación. La aparición de un suceso inesperado de alto impacto, ante lo que ese conocimiento se vuelve irrelevante. La única forma de adaptación es el conocimiento previo de que estos sucesos, aunque improbables pueden ocurrir. Es una adaptación de tipo preventivo:

  • Creación de redundancias
  • Rentabilidad sostenida (la redundancia implica una merma de esto)
  • No deuda, que de forma similar a la redundancia puede dar la sensación de perder oportunidades por no tener el suficiente capital.
  • Posibilidad de quedar en modo espera en poco tiempo.

La única forma de adaptación es creando redundancias, estar preparado para entrar en hibernación, en modo latente.

Adaptarse según la RAE

  • Acomodar, ajustar algo a otra cosa.
  • Hacer que un objeto o mecanismo desempeñe funciones distintas de aquellas para las que fue construido.
  • Modificar una obra científica, literaria, musical, etc., para que pueda difundirse entre público distinto de aquel al cual iba destinada o darle una forma diferente de la original.
  • Dicho de una persona: Acomodarse, avenirse a diversas circunstancias, condiciones, etc.
  • Dicho de un ser vivo: Acomodarse a las condiciones de su entorno.

Existe una forma de intentar evitar el día del juicio final. Estar preparado para adaptarse a lo que pueda venir. Y si es posible, además, sacar alguna ventaja.

Lo que nos puede salvar es una nueva forma de enfocar y hacer las cosas sustentada en nuevos modelos de negocio, a su vez sustentados en el conocimiento y la gestión de la incertidumbre.

El esfuerzo lo debemos poner en tener una estructura preparada para responder al mercado sin tener que ir demasiado por delante. Ir demasiado por delante presupone que sabes lo que el mercado va a querer y demandar, y eso es misión casi imposible. Es mejor estar preparado para detectar y adaptarse de forma rápida a una demanda siempre cambiante y caprichosa. Si estás pensando en casos de éxito como el de la manzana, no te engañes. No estas viendo el cementerio, es decir, las miles de cosas que no han funcionado, y que dejan de existir. Muchas ni siquiera llegamos a conocerlas. Solo un % ínfimo de innovaciones realmente funcionan.

Entender nuestro grado de fragilidad es fundamental. Pero lo veremos a la vuelta del verano. Durante Julio y Agosto os dejo descansar. Nos vemos en septiembre.

sobre la redundancia

18 junio, 2016 0 No tags 0

Según la RAE

  • Sobra o demasiada abundancia de cualquier cosa o en cualquier línea.
  • Repetición o uso excesivo de una palabra o concepto.
  • Cierta repetición de la información contenida en un mensaje, que permite, a pesar de la pérdida de una parte de este, reconstruir su contenido.

La Redundancia tiene dos caras, por un lado puede producir desaprovechamiento sí el suceso para el que está diseñada no ocurre. Y por otro lado genera la seguridad de poder hacer frente a la aparición de ese suceso inesperado.

Una forma de redundancia activa es la cantidad de hormigas que tiene un hormiguero, la densidad. Que sirve para generar opciones de supervivencia al sistema hormiguero.

Otra forma de redundancia pasiva, es la cantidad de comida que guarda el hormiguero, mucho más de la necesaria para pasar el invierno, y que por lo tanto se estropeará, y parte del esfuerzo por conseguirla, habrá sido desperdiciado…

Un ejemplo: acumular efectivo sin invertir. Esto ya lo comentamos en su momento.

La redundancia implica una merma de la rentabilidad, por lo que es muy difícil de justificar ante inversores/socios que desconozcan el funcionamiento de la realidad. La mayoría de las personas viven felices en Matrix.

SOMOS MUY MALOS HACIENDO PREDICCIONES

11 junio, 2016 0 No tags 0

El problema no es que nos sucedan cosas que no tenemos previstas. Nos suceden todo el tiempo. El problema es no estar preparado.

Acontecimientos no previstos suceden todo el tiempo, el problema es el impacto que recibimos. Habitualmente nos suceden cosas no previstas de bajo impacto, y como son de bajo impacto en nuestra vida/negocios, no las damos mayor importancia. Forman parte de nuestro día a día: Te cancelan una reunión o te ponen una imprevista, pierdes un cliente o lo ganas, te pillas un resfriado…. Estos sucesos de baja intensidad los podemos clasificar como parte del ruido habitual que nos rodea.

Lo importante es estar preparado para que problemas impredecibles de alto impacto para nosotros, no nos tumben. Pero claro, son sucesos que por su naturaleza son impredecibles.

¿existe una forma?

Si, la forma de resistencia se llama/implica redundancia, y por lo tanto, a primera vista desperdicio.

Somos buenos usando la estadística para desarrollar predicciones de bajo impacto, y que por lo tanto forman parte del ruido de fondo. Pero no podemos (porque es imposible) desarrollar predicciones sobre eventos de alto impacto y de escasa probabilidad de ocurrencia. La semana que viene veremos cosas curiosas sobre la redundancia.

NO HACER NADA

4 junio, 2016 0 No tags 0

El no hacer nada es una consecuencia directa de entender en profundidad la diferencia que existe entre el ruido y la señal. La gran ventaja de no hacer nada y permanecer en modo espera (en modo stand by), es que te permite no malgastar energía en tareas inútiles. Tomar perspectiva. Tenemos que Invertir energía en diferenciar señal y ruido, y actuar solo cuando corresponde.

¿Qué es actuar de forma asimétrica? No hacer nada hasta que se presente una gran oportunidad, y hacer únicamente lo necesario, de forma puntual, una vez que se haya invertido en ella (trabajo, dinero, tiempo…)

No confundir ruido con señal: Los resultados fluctúan de forma natural, de forma aleatoria. El crecimiento/rendimiento del resultado de un proyecto no es lineal, incluso en empresas de alta calidad con fuertes ventajas competitivas. Siempre y cuando una empresa mantenga su ventaja competitiva: un posicionamiento claro de sus productos, un equipo de dirección solvente, y mantenga la gratificación a sus accionistas mediante dividendos, no debemos intervenir o incluso vender nuestras participaciones.

Ventaja competitiva en forma de:

  • Productos/servicios que de verdad estén solucionando un problema, satisfaciendo una necesidad.
  • Equipo gestor.
  • Seguimiento de tendencias/mercados.

Esto no quiere decir, que las empresas o proyectos vayan a mantener por siempre una posición de ventaja y crecer indefinidamente. Las cosas cambian con el tiempo. Lo importante es hacer un seguimiento puntual para comprobar que las empresas en las que se invierte mantienen sus ventajas competitivas o no. Cuando las pierdan, entonces es momento de vender.

La pérdida o caída puntual de beneficios/rendimiento (o de valor de las acciones si estamos hablando de una cotizada) no es una razón para ponerse nervioso si el negocio subyacente y el equipo gestor no han cambiado. De hecho, puede ser un buen momento para comprar más acciones, reforzando la posición en la empresa.

En resumen: la aparición de baches en el camino, es normal. Pero si la empresa/proyecto mantiene su nivel de gestión, y su enfoque a mercado, carece de importancia.

  • El ruido: los baches que aparecen en el camino, lo que varían los resultados de un año a otro.
  • La señal: la forma en que se gestiona el proyecto y las personas que llevan las riendas. Sus métodos, su orientación, y su saber hacer.

El problema, es que si no estás todo día corriendo de un lado a otro y con una agenda petada, parece que no estás haciendo nada. Cosa que en este estúpido modelo nuestro, no tiene muy buena imagen….