RUIDO, INFORMACION Y TIEMPO

28 mayo, 2016 0 No tags 0

Nos desenvolvemos en un entorno que no deja de vomitar información (lo que creemos que es información). Y además tenemos la falsa ilusión de que esto nos mantiene informados, cuando lo que hace es mantenernos saturados y aturdidos.

Te invito a una prueba: pasa un día entero sin exponerte a ningún medio de comunicación (no leas periódicos, no escuches, ni veas tv, radio, internet…) veras como al final del día, tu vida continúa sin el mínimo cambio. De hecho notaras como te vas a la cama muchísimo más tranquilo y relajado. La razón es que el 99,99% de los impactos de noticias que recibes son irrelevantes para tu vida, puro ruido.

No nos damos cuenta que el sistema de medios de comunicación es un sistema más de entretenimiento, que lucha por captar cuota de atención para incrementar sus audiencias y poder seguir viviendo de la publicidad. Y lo hace a base de saturarnos de ruido, de saturar nuestra atención.

Las personas que están pendientes y obsesionadas por las mínimas fluctuaciones de su entorno terminan por agotarse. Sufren una  exposición constante a toda una serie de altibajos de tipo positivo y negativo que termina por aturdirles y hacerles perder el rumbo.

La persona que revisa todos los días la cotización de sus acciones o fondos donde tiene invertido su dinero, el responsable de ventas que revisa cada día las ventas realizadas por sus vendedores, los directores o directivos que exigen diariamente explicaciones e informes, se someten a unos inútiles niveles de estrés producidos por altos niveles de ruido. Y muchas veces autogenerado (hay que ser tonto).

Escribes y publicas un libro: si te pusieras a vigilar cada una de las librerías donde se vende,  y además a cada persona que lo toma en sus manos  para ojearlo, te  volverías loco. No podrías soportar el estrés que te causaría el ver a un montón de personas cogiendo el libro y pensando si dejarlo o irse a la caja con él. A cambio de esto, lo que pactas con el editor, es que solo te informe del número de ejemplares vendidos junto con la liquidación de las regalías (los derechos de autor) una vez al año. Es más sano para el equilibrio mental de todos.

Debemos ser capaces de determinar que intervalo de tiempo es el adecuado para cada cosa. En el ejemplo anterior se ha determinado que el intervalo de tiempo para conocer el rendimiento de este libro es un año. Esto cambia de forma radical mi experiencia sobre la situación de las ventas del libro.

La información es una respuesta exacta a una pregunta concreta. La pregunta debe ser relevante para la actividad de cada uno, para su vida. Todo lo demás es ruido, ingentes cantidades de datos sin sentido por todos lados.  Como resumen, debemos tener en cuenta que los períodos cortos de tiempo (cuando son innecesarios) tienen la propiedad de amplificar el efecto del ruido.

SEÑAL Y RUIDO

21 mayo, 2016 0 No tags 0

La señal es lo que buscamos (la información que sea relevante para nosotros). El ruido es lo que nos distrae de lo que buscamos. Lo que permite diferenciar la señal del ruido es tener claro lo que se busca, y el tiempo que podemos dedicar a esa búsqueda. El tiempo permite acumular observaciones,  a más observaciones, mejor análisis, que podemos convertir en información relevante.

Eso que en principio llamamos información (en su mayoría ruido), crece mucho más rápido que nuestra capacidad para decidir qué hacer con ella. La cantidad de información aumenta cada día en 2,5 Trillones de Bytes (estimación de IBM) , pero la mayor parte es ruido. El ruido aumenta mucho más rápido que la señal.

Damos una importancia desmedida a la predicción, sin duda influenciados por el aparato/modelo económico en el que nos desenvolvemos. Pero toda predicción es en sí misma muy incierta, porque como ya he comentado, somos incapaces de prever el futuro (cosa que no nos gusta nada reconocer).

Acertar predicciones se ha convertido en un deporte a escala mundial. Y se usa sobre todo para demostrar cuan buenos son los modelos que se manejan.  La predicción parece que es fundamental en nuestra vida, y nos pasamos el día perdiendo el tiempo intentándolo.

Necesitamos encontrar patrones, el problema es que muchas veces los vemos donde no los hay, o son patrones irrelevantes (ruido)… Tenemos que ser muy selectivos con la información que queremos guardar y procesar. Tenemos que tener muy claro que es lo que estamos buscando. Se puede confundir un patrón con una racha, y como ya vimos el origen de las rachas es aleatorio. Una racha, es una racha, en principio no es patrón, es simple ruido. Pero tendemos a confundir rachas y patrones, y lo hacemos porque no le dedicamos el tiempo suficiente para comprobarlo….. Ni tenemos el conocimiento necesario para entenderlo.

Tiempo es lo que necesitas para descubrir ese patrón que hace que la frecuencia con la que salen ciertos números en la ruleta sea superior a la de otros, bajo una aparente igualdad de condiciones. Necesitas conseguir una muestra representativa, y eso necesita tiempo y capacidad de procesamiento. Encontrar el patrón oculto debido a una pequeña e imperceptible imperfección en la ruleta necesita de muchas observaciones y de estudio posterior para encontrar el patrón, la señal, lo que de verdad se busca. La información relevante.

El problema de los patrones es que pueden funcionar mejor en universos de opciones limitadas, como un dado o una ruleta, pero no funcionan tan bien (de hecho funcionan de pena)  en universos de opciones infinitas, como los mercados de valores. Los patrones representan una historia del pasado, que permiten elaborar modelos, pero estos siempre serán muy limitados. Esto también lo hemos visto aquí y aquí.

La segunda parte de la historia de la ruleta, es que tienes que comenzar a apostar a esos números de forma constante para aprovechar la ventaja de que te da el haber descubierto el patrón. Lo mismo que manejas la variable tiempo para descubrir el patrón, la necesitas para aprovechar la ventaja que te da.

Algunos apuntes más:

  • Solo podemos dedicar una cantidad de tiempo limitada a cada decisión.
  • Nuestras predicciones, en principio casi nunca son mejores que las de lo demás. A más tiempo, más muestra, y una posible menor tasa de error. Pero recuerda, la tasa de error nunca será cero.
  • La predicción es importante porque conecta nuestra subjetividad con la realidad objetiva. Una hipótesis no es verificable si no se puede comprobar y predecir.
  • Vivimos equivocados en casi todas nuestras ideas, que no resisten una prueba verificable pero no somos conscientes de ello. La mayoría de las veces estamos tan convencidos como equivocados.
  • Los números no hablan por sí mismos, somos nosotros los que les damos significado.

RUIDO, UNA MUESTRA DEL BOMBARDEO

14 mayo, 2016 0 No tags 0

En las siguientes entradas vamos a intentar distinguir lo que es ruido de lo que es señal. Es decir, lo que es información (¿relevante?) de lo que no lo es. Lo primero, vamos a ver una muestra del bombardeo al que estamos sometidos. Muchas veces de forma inconsciente. No es una información demasiado actualizada, pero sirve para ver la magnitud del fenómeno.

Son datos de un estudio de la Universidad de California sobre el consumo de información de los norteamericanos, nuestro consumo no andará lejos de los datos aquí aportados.

Cada norteamericano consume una media de 34 GB de datos diarios, equivalente a 100.000 palabras, entre televisión, radio, Internet, videojuegos y prensa. Es decir, entre medios audiovisuales y escritos. Esa cifra supone un 6% más que el año anterior, y un 350% más que hace 30 años. Para hacernos una idea del volumen de datos recibidos a diario, los investigadores los comparan con la novela “Guerra y paz” de Tolstoi, que contiene unas 460.000 palabras.

La televisión es el medio principal para acceder a la información. Cada estadounidense pasa una media de cinco horas diarias frente a ella. Le sigue la radio, que se escucha 2,2 horas al día. En tercer lugar aparece el consumo de medios digitales (2 horas diarias) seguido de los videojuegos (1 hora) y la lectura (36 minutos).

El estudio destaca que el mayor aumento de consumo de datos está en los videojuegos (un 55%), mientras que el mayor descenso ha tenido lugar en la prensa impresa. Sin embargo, eso no significa que se lea menos, sino todo lo contrario: si se tienen en cuenta las dos horas diarias de consumo de medios digitales, el norteamericano medio lee más que nunca. Pero no lee de la misma forma.

También se destaca que en el conjunto de los hogares estadounidenses se consumieron un total de 3,6 Zetabytes (un 1 seguido de 21 ceros de bytes) de información en 2008 (imagínate ahora, insufrible). Eso equivale a 100.000 copias de todos los libros archivados en la Librería del Congreso, o siete capas de libros cubriendo todo el territorio de los EEUU.

CORRELACIONES AUTOMATICAS

7 mayo, 2016 0 No tags 0

Las más peligrosas son las que se usan en el mundo de la inversión, la gestión, y la puesta en marcha de proyectos/negocios:

Tendemos a realizar correlaciones automáticas, sin pararnos a pensar la base que las sustenta. Si a estos les va bien en este mercado, y nosotros también lo sabemos hacer, pues nos irá igual de bien.

Para mí, la correlación más común y más peligrosa: Si invierto x y gano z, entonces si invierto x+1 ganaré z+1.

…y así todo…. Y son mortales….

Nota: esto tiene que ver la propiedad de regularidad que tiene el azar y que es la más peligrosa de todas. Lo veremos en unas semanas.

La mayor parte de las correlaciones que vemos, son fruto del azar. Entenderlo es fácil. A mayor capacidad de analizar series de datos, mayor probabilidad de encontrar correlaciones fruto del puro azar. Si quieres ver una prueba.

Tenemos que ser capaces de separar el ruido y la señal. De entender qué tipo de correlaciones son relevantes, y cuáles no. Pero claro eso necesita algo de tiempo y tranquilidad para poder analizase. Vamos de dedicar las siguientes entradas al ruido.