LA CARA OSCURA DEL ÉXITO

26 marzo, 2016 0 No tags 0

Me encuentro (por puro azar) con esta cita.

«El éxito es un pésimo profesor. Seduce a la gente inteligente y la lleva a pensar que no puede perder. También es una guía poco fiable para el futuro. Lo que parece ser el plan de negocios perfecto o la última tecnología hoy, puede estar obsoleto dentro de poco».

Bill Gates

Lo que ha funcionado en el pasado, seguramente no sirva en el presente, ni mucho menos en el futuro. El presente cambia de forma constante, está siempre en movimiento. Nuestros éxitos pasados no se reproducen de forma automática en el futuro.

Tenemos que intentar entender la relación que existe entre el éxito, el azar y el factor tiempo. Y es que el éxito es una simple racha (que puede durar más o menos tiempo), y ya que me he empezado a mover por este camino, lo continuaré en las siguientes entradas.

NUEVOS MODELOS

19 marzo, 2016 0 No tags 0

Los nuevos modelos de negocio, están megasuperadpatados al muevo teatro. Asumen que el cambio es sistémico y que las cosas que antes han funcionaban ya no lo hacen. Ni lo van a volver a hacer. Se adaptan a las nuevas reglas del juego y después las explotan a su favor.

Características básicas de los nuevos modelos:

  • Permiten iniciar la andadura del proyecto con una capitalización mínima.
  • Basados en un conocimiento profundo del mercado al que van dirigidos, y del producto/servicio que ofrecen..
  • Basados en la búsqueda de segmentos/ nichos muy determinados.
  • Salvo que su modelo sea ese de forma específica, el volumen y el precio no son determinantes.
  • Basados en un diseño de sistema consciente de prueba y error.
  • Se adaptan, y se vuelven a adaptar, en función del entorno.
  • Es el entorno el que determina la dimensión y la forma de trabajar, no una idea visionaria.

Algunos de los nuevos modelos:

PEQUEÑOS PROYECTOS

12 marzo, 2016 0 No tags 0

La salida a este caos no va a venir de grandes proyectos industriales de grandes corporaciones cargados fábricas gigantescas empleadoras de una masa de trabajadores con baja o nula cualificación (la tendencia hacia la automatización total es imparable). Tampoco va a venir de la mano de los señores del cemento y del ladrillo. Se han quedado con mano delante y otra detrás.

Las economías avanzadas ya no pueden/quieren costear ni financiar estos proyectos. Estos proyectos se pueden desarrollar en países como china, que tienen brazos abundantes y sumisos. Nuestras sociedades avanzadas son caras y las personas (resulta) tienen derechos que resultan caros de costear. Además tienen un alto nivel de instrucción, por eso los grandes proyectos sustentados en un trabajo basado en la fuerza y la repetición cada día tienen peor cabida.

¿Y entonces? Qué salida nos queda…

Creo que la solución va a venir de incentivar y dar apoyo a pequeños proyectos locales (algunos con proyección internacional, y otros no) en gran cantidad de sectores. Estos proyectos van a estar sustentados por la creatividad, la innovación, el arte y la cultura. Enn definitiva, por un sinfín de habilidades y tareas de tipo abstracto.

No tenemos que pensar solo en proyectos de base tecnológica (es un error) Existen una gran cantidad de profesiones de difícil deslocalización y que nos resultan muy necesarios. A tu peluquero o la persona que cuida de tus hijos es difícil llevárselo a china (deslocalizarlos).  En principio a un programador es más sencillo deslocalizarlo. El código que genera un programador, puede ser transferido de forma instantánea y a mínimo coste.

Por seguir con el ejemplo del programador. La forma de defender esta industria es dedicarse a los últimos lenguajes y técnicas de programación, no adoptadas y poco conocidas todavía por la industria de los países en desarrollo. Si te dedicas al visual Basic en Europa o Estados Unidos, tienes un riesgo enorme de ser sustituido por un programador asiático. Si te dedicas a desarrollar en Ruby (es un ejemplo), de momento tienes menos posibilidades. Los países en vías de desarrollo tardan tiempo en adoptar los nuevos lenguajes y plataformas de programación. No te queda más remedio que seguir dando pedales. Las empresas que se dediquen a desarrollar proyectos de software en Ruby (un lenguaje de programación, moderno, elegante y eficiente. Sigue siendo un ejemplo…) tienen más posibilidades no sólo de sobrevivir, sino de generar prosperidad.

Nuestra posibilidad radica en poner conocimiento, diseño, imaginación, creatividad y pasión en pequeños proyectos que mañana sean potenciales negocios sanos y porque no, globales. Es ahí donde es difícil competir con el entramado europeo de personas bien formadas, educadas y libres. De hecho en el sur de Europa tenemos, proyectos muy interesantes puestos en marcha y gestionados por personas muy capaces.

Cambio de teatro

5 marzo, 2016 0 No tags 0

“En un cambio sistémico, no cambia el decorado, cambia el teatro completo.”

Santiago Niño Becerra

Lo único que va a funcionar son negocios megasuperajustados a la demanda (a la realidad) de su mercado/segmento. Es decir sistemas completamente adaptados a su entorno. Eso implica:

Deuda: Cero, o ínfima y/o tendiendo a cero. Un negocio megasuperajustado a demanda, no necesita financiación externa. Se financia por si mismo atendiendo las necesidades de sus mercados, y gestionando su cashflow..

Rentabilidad: Sana. No solo debe dar beneficios, sino generar una rentabilidad adecuada. La rentabilidad hay que mirarla respecto al tipo de interés que exista en el sistema: la que imponen los bancos centrales. La rentabilidad que los inversores esperan obtener. Si la rentabilidad es inferior a la  que ofrece el sistema de tipos de interés, los inversores preferirán guardar sus ahorros en una cuenta bancaria sin incurrir en riesgos.

Beneficio: un negocio que no genera beneficios no es un negocio. Puede que un año no genere beneficios o incluso genere alguna perdida, pero eso no tiene que ser relevante si existen reservas que puedan soportar esos quebrantos puntuales. El beneficio es una variable (y como tal varia con el tiempo, un año será mayor y otro año menor…) de largo plazo.

Falacia habitual sobre el beneficio: necesitamos quemar mucha pasta para comenzar a dar resultados. Bueno, eso dependerá del nivel de ventas, el tipo de productos, los márgenes que estés generando, y los segmentos de mercado que te estén comprando. Si de verdad todo funciona, deberías estar dando beneficio aunque te lo comas, en seguir invirtiendo. El beneficio puede llegar un poco más tarde. Pero poco….

Crédito: en el panorama actual y en el futuro que se dibuja, el crédito será escaso, caro, y para unos elegidos. Los proyectos tienen que nacer y defenderse sin crédito y con unas  aportaciones de capital ajustadas a conseguir autofinanciación en plazos de tiempo pequeños.

Costes: Tanto fijos como variables, ajustados en cada momento a las necesidades puntuales, si tienes capacidad de incrementarlos o suprimirlos de forma dinámica. Si los mercados son dinámicos y cambiantes, nuestras estructuras de funcionamiento también deben serlo. Las estructuras rígidas, que suponen los costes fijos han perdido mucho de su sentido, salvo para asegurar procesos y procedimientos críticos del proyecto.