CONCENTRACION Y DISTRIBUCIÓN

27 febrero, 2016 0 No tags 0

Las colas largas (Long Tail) y los grandes desastres están relacionados de forma inversa. A mayor dispersión (de lo que sea) la probabilidad de que se produzca un desastre tipo cisne negro, va disminuyendo. A mayor concentración más probabilidad de que se produzca un desastre tipo cisne negro.

Las redes permiten un gran efecto de concentración. Pocos nodos manejan un gran número de conexiones/contactos. Pero también permiten el efecto de distribución en colas largas. Permiten sobrevivir a pequeños nodos muy especializados con pocos contactos pero fieles hasta la muerte.

Las colas largas suponen dispersión y diversidad, y esto protege de acontecimientos extraordinarios y fatales. Además permiten que de vez en cuando un pequeño proyecto/producto se convierta en un gran proyecto/producto que se vaya a la parte de concentración de la curva.

Algunos ejemplos de ahora mismo para terminar de entender la cosa:

  • Sector financiero: cada día más concentrado y maduro, por lo que no es un sector distribuido de forma importante en una cola larga. Esto implica que tendrá pocas crisis, pero cuando tenga una será salvaje. Y más salvaje cuanto más concentrado este el sector. Un sector que cada día tiene menos bancos. Esto nos permite inferir que a lo mejor el sistema financiero, tal y como lo conocemos, saldrá de esta última crisis (sistémica), pero no de la siguiente.
  • Sector energético: igual que el financiero, un sector súper concentrado y por lo tanto súper sensible a sucesos negativos extremos. Además los lobbies del sector luchan por mantenerlo así: el último ejemplo es poniendo todas las trabas posibles a la autogeneración de energía.
  • Sector de la comunicación y editorial: cada día más concentrado y por lo tanto, cada día más sensible a sucesos negativos extremos. Pocas empresas que fijan sus condiciones porque cada vez son más poderosas.
  • Sector de la distribución: lo mismo, cada día más concentrado y peligroso. Aquí van algunos ejemplos: Costco, Carrefour, Ikea, Decathlon….
  • Sector de la alimentación: son pocas y gigantescas corporaciones que manejan la mayoría de las marcas que consumes: Nestle, P&G, Kraft, Pepsico, Cocacola…
  • Sector de la formación: concentrado en universidades y escuelas, además la mayoría respaldadas por el sistema de enseñanza estándar. Lo que hace que la mayoría salgan pensando y actuando de la misma forma. Esto tiene dos consecuencias:
    • Ante dos profesionales iguales el empleador se quedara con el mas barato: el sistema, al sacar profesionales estandarizados, les obliga a competir en precio.
    • Si todo el mundo piensa igual es muy difícil que se genere una renovación en la forma de pensar y por lo tanto de hacer.

Energía, dinero, comunicaciones, distribución, alimentación…: si te fijas son sectores más críticos en nuestro modelo y forma/estilo de vida. Son los que sustentan el sistema. Y, horror, son los sectores más concentrados y maduros, y por lo tanto más sensibles a un suceso de tipo cisne negro, que pueda destruir nuestra forma/estilo de vida (cosa que de forma inevitable ocurrirá).

Aunque la tendencia es a concentrarse vía franquicias y cadenas, todavía son sectores con poco grado de concentración:

  •  Sector restauración: Bares/restaurantes…: un sector de cola larga amplia: hay muchos, y cuando cierran algunos, el sector no quiebra y no nos quedamos sin sitios donde poder tomar una copa.
  • Panaderías, Peluquerías….

Es curioso que los sectores menos críticos, son los sectores menos concentrados, y por lo tanto los más resistentes a eventos catastróficos. Una de las razones es su poco poder para la generación de lobbies y grupos de presión para influir en los que legislan y mueven los presupuestos públicos.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *