LATENCIA

12 septiembre, 2015 0 No tags 0
  • Latente: La RAE define latente como oculto, escondido o aparentemente inactivo. Algo que entra en estado latente.
  • Estado latente: Que tiene suspendidos su desarrollo o actividad. Pero puede activarse de nuevo en condiciones favorables.

Entender, manejar y aplicar este concepto es clave. Es la base de la supervivencia.

En el campo de la biología el ejemplo más claro es este: Una semilla puede permanecer mucho tiempo en estado de latencia hasta que las condiciones son favorables para la germinación. Otra: las yemas de crecimiento de muchas especies vegetales, que quedan preparadas y encapsuladas en invierno esperando la próxima primavera.

El estado latente implica una reducción del metabolismo ante la falta de condiciones adecuadas en el entorno, o como consecuencia de recibir daños más severos (pero no irreversibles) de lo esperado.

Los organismos (sistemas) crecen adaptándose (en función de) a las condiciones y daños (no mortales) que genera el entorno que les rodea en cada momento. Es una estrategia adaptativa y oportunista de supervivencia frente a condiciones ambientales desfavorables.

El estado de latencia no se alcanza instantáneamente, se necesita un tiempo para ir adaptándose a las nuevas condiciones y daños impuestos por el medio. Una vez que el medio recupera las condiciones apropiadas para el desarrollo del sistema, la latencia da paso al crecimiento y desarrollo del sistema. En este punto la naturaleza de una semilla, puede resultar algo lenta. Nosotros podemos ser más activos en cuanto a entrar y abandonar el estado de latencia de nuestros proyectos. La violencia del cambio (a peor) tiene que determinar la velocidad de entrada en latencia. Va en ello la supervivencia.

Es necesario entender, asimilar y aplicar la idea de latencia para luchar contra el suicidio que a medio y largo plazo implica el crecer por crecer siempre y de forma sistemática. Lo mismo que existe una latencia impuesta por el medio, existe una latencia generada de forma endógena, por el propio organismo (sistema).

En una empresa, dependiendo del daño causado por el medio (mercado), se puede buscar la forma de entrar en estado de latencia. Ante un daño grave (no mortal), puede ser prudente entrar en estado de latencia manteniendo las funciones mínimas vitales de mantenimiento de marca, manteniendo abierta líneas de ingresos basadas en cuentas rentables que puedan mantener una estructura mínima de funcionamiento…. Hasta encontrar de nuevo productos y mercados que permitan retomar el funcionamiento y después el crecimiento.

Una posible forma de entrar en latencia es licuar la estructura. Si el medio cambia para mal, debemos desengrasar la estructura. El problema de esto, es quitar demasiado afectando a procesos imprescindibles para la supervivencia del sistema (proyecto, empresa….).


0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *