Sangrar y no reventar

28 febrero, 2015 0 No tags 0

La clave del manejo de la incertidumbre esta en sangrar y no reventar. Entendiendo este concepto, y poniéndolo en práctica, podremos manejar la incertidumbre sin que esta termine con nosotros, nuestros negocios y nuestras carreras.

Para obtener algún beneficio se deben asumir riesgos. El asumir riesgos, puede suponer algún tipo de perdida. Esa pérdida nunca puede llevarte a reventar, a perder más de lo que puedes perder o a perderlo todo. Al igual que las hormigas del primer artículo de la serie, debemos apostar siempre la cantidad de recursos (tiempo, dinero, esfuerzo…) que estemos dispuestos a perder.

Estudiemos nuestros limitados recursos (personales, de nuestras organizaciones, de nuestras familias).  Decidamos qué cantidad de estos recursos estamos dispuestos a perder, solo esos recursos serán los que se puedan invertir, apostar. En caso de que la inversión no salga como se esperaba, no pasará nada. El sistema (nuestra vida, negocio, empresa, familia) se resentirá poco, y lo que es vital: podremos volver a la casilla de salida.

Sangrar sin reventar significa que debemos de estar preparados para asumir pequeñas perdidas de forma constante, como parte del proceso de exposición (búsqueda) a un (gran) acierto.

No podemos predecir el acierto futuro. Pero si podemos crear sistemas que lo busquen de forma sistemática, mientras son capaces de asumir pequeños fracasos en base a limitar la inversión (de dinero, esfuerzo…) que se realiza en cada prueba. Es mejor crear un sistema/modelo de búsqueda sistemática de aciertos que un sistema para fijar objetivos (que nunca sabemos si podemos cumplir.)

No puedes predecir el éxito, las ventas de tus nuevos productos, pero puedes crear una estructura, un sistema/modelo de gestión resistente al fracaso de muchos de ellos. Y si eres capaz de recoger buena información y procesarla de forma correcta, hasta te puedes beneficiar de su fracaso creando un sistema antifrágil (Taleb describe la antifragilidad como algo que se beneficia del desorden) Esta es a base del sistema leanstartup.

No puedes predecir un tsunami, pero puedes construir una central nuclear que no esté expuesta a ellos (creo que esto lo acaban de entender en Japón). No puedes predecir si un producto va a venderse, pero puedes hacer que si no se vende, no arruine tu empresa. De hecho puedes crear un sistema de lanzamientos de productos que nunca comprometa tu negocio.

0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *