El Experimento 1ª parte: Suerte y habilidades

6 diciembre, 2014 0 No tags 0

En el post anterior comentaba que en nuestro mundo es muy común confundir la suerte con las habilidades, que vivimos bajo los efectos de esta confusión, y esto puede resultar catastrófico.

Solemos tener la impresión errónea de que una decisión es una excelente decisión cuando alcanzamos los resultados deseados. Por supuesto la suerte no tuvo nada que ver, fue nuestra visión, nuestros esmerados cálculos, nuestra impecable estrategia y forma de hacer. Pero cuando no alcanzamos lo que buscábamos, siempre decimos lo mismo: tuvimos mala suerte, imposible prever aquello o lo otro.

Vamos a ver cómo somos capaces de explicar lo que no tiene explicación. Se trata de estudiar una muestra en nuestro laboratorio. La muestra va a ser de 10.000 CEO´s.

Las reglas del experimento son las siguientes: vamos a suponer que CEO´s que alcancen los objetivos de ese año, permanecerán en el mercado. Los que no consigan los objetivos saldrán del mercado, serán despedidos. Para determinar si un CEO ha alcanzado los objetivos lanzaremos una moneda al aire, si sale cara determinaremos que habrá alcanzado los objetivos. Sí sale cruz será que no (como estamos en un laboratorio asumimos que la probabilidad de que salga cara o cruz al lanzar la moneda es del 50%).

Como la probabilidad es del 50%, el primer año quedarán en el mercado 5.000 directores, que serán los que hayan alcanzado los objetivos. Y saldrán del mercado otros 5.000, que serán los que no hayan alcanzado los objetivos. Y así sucesivamente. Esto lo vamos a realizar durante diez años, donde obtendremos los resultados que muestran la tabla uno.

Año Universo de CEO´s Probabilidad (50%) CEO´s Supervivientes
1 10.000 2 5.000
2 5.000 2 2.500
3 2.500 2 1.250
4 1.250 2 625
5 625 2 313
6 313 2 156
7 156 2 78
8 78 2 39
9 39 2 20
10 20 2 10

Como vemos en la tabla, el décimo año, quedarán diez directores en el mercado. Diez supervivientes. Para continuar con el experimento vamos a llevar al mundo real a esos diez supervivientes. Estos diez tipos, están considerados como tipos de éxito, brillantes profesionales, que ocupan los cargos y puestos que tienen, debido a su magnífica formación, sobresaliente estrategia, y esmerada educación. Algunos quizá, hasta escriban blogs, artículos e impartan clases en alguna escuela de negocios.

De hecho, si les pudiéramos entrevistar o hablar con ellos, serían capaces de explicarnos con todo detalle cómo han llegado a ocupar o mantener sus puestos actuales. Nos describirían con todo detalle sus magníficas estrategias, su esmerada gestión, y su inigualable visión. De hecho es lo que hacen. Esto demuestra, que somos capaces de construir magníficas (y falsas) historias retrospectivas. Que somos capaces de explicar con todo detalle hechos pasados. Lo que ninguno quiere aceptar, es que está donde está por pura suerte.

Podemos continuar con el experimento haciendo una nueva tirada. El siguiente año, el año once, quedarán la mitad (cinco directores) como muestra la tabla dos.

Año Universo de CEO´s Probabilidad (50%) CEO´s Supervivientes
1 10.000 2 5.000
2 5.000 2 2.500
3 2.500 2 1.250
4 1.250 2 625
5 625 2 313
6 313 2 156
7 156 2 78
8 78 2 39
9 39 2 20
10 20 2 10
11 10 2 5

Una vez que hemos llegado al año once, volvamos de nuevo el mundo real. Nos encontraremos de nuevo magníficas explicaciones de cómo los cinco directores ya no están en el mercado. De cómo no cumplieron con sus objetivos. Serán explicaciones del tipo: “el éxito hizo que se confiaran…”, “se durmieron en los laureles …”, etc…

De este experimento podemos obtener tres conclusiones:

Conclusión uno: muy pocas personas son capaces de reconocer que el azar tiene influencia en su carrera profesional y en sus negocios. De hecho, como ya hemos visto, hay profesiones en las que el azar es determinante.

 Conclusión dos: cuanto más alto es el número de profesionales en el sector, mayor será la probabilidad de que existan algunos con gran éxito como resultado únicamente de la suerte.

Conclusión tres: esta realidad tiene un sesgo enorme, y es que los muertos no hablan, mira:

Año Universo de CEO´s Probabilidad (50%) CEO´s Supervivientes CEO´s No Supervivientes (El cementerio)
1 10.000 2 5.000 5.000
2 5.000 2 2.500 2.500
3 2.500 2 1.250 1.250
4 1.250 2 625 625
5 625 2 313 313
6 313 2 156 156
7 156 2 78 78
8 78 2 39 39
9 39 2 20 20
10 20 2 10 10
11 10 2 5 5

Ahora hemos añadido algo que no habías visto hasta ahora, la columna del cementerio. La de los no supervivientes (la de los muertos en acto de servicio). Si te fijas en la columna de no supervivientes, ellos están ahí, pero tú no los ves. Y es que los muertos no hablan. No tienen voz, ni visibilidad, ni nada. Y por lo tanto no pueden contarte la otra parte de la historia. Y es que ellos estaban al principio del juego en las mismas condiciones que los demás, eran uno de los 10.000. Pero un día simplemente les salió la otra cara de la moneda y ¿fin de la historia?

Solo es el fin de la historia si has reventado, si has apostado más de lo que podías perder. Si has apostado más de lo que podías perder significa que no vas a poder volver de nuevo a la casilla de salida. Si has apostado lo que estabas dispuesto a perder, quiere decir que solo has sangrado, que no has reventado y que te puedes volver a levantar, que puedes volver a la casilla de salida. Que puedes volver a intentarlo de nuevo. De hecho, incluso puedes decidir de forma voluntaria volver a la casilla de salida:

  1.  Puedes vender tu negocio y volver a comenzar con otro proyecto.
  2. Puedes decidir que ya has perdido lo que tenías que perder, que no quieres reventar. Esto te da posibilidad de volver a la casilla de salida en cuanto te hayas recuperado.

 

 


0

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *