Como encuentran comida las hormigas

15 noviembre, 2014 0 No tags 24

La naturaleza sabe gestionar la aleatoriedad, el desorden, el caos. Porque la base de nuestra naturaleza es de corte caótico.

Este verano he tenido invasión de hormigas en el jardín. Antes de exterminarlas, las he estado observando. Observaba como creaban interminables autopistas por donde circulaban. La mejor observación que hice fue ver cómo mientras unas circulan en una dirección y otras en otra, se frotan las antenas para intercambiarse información. Esa información es la que les lleva donde está la comida.

Pero eso es el presente. Lo interesante es pensar en el pasado. En lo que las ha llevado a encontrar esa fuente de alimento, que ahora cientos de ellas colaboran en cortar y transportar a su casa. Porque las hormigas no tienen un centro de mando y control, y tampoco saben de estadística ni de funciones matemáticas.

Es primavera, el sol empieza a calentar y las hormigas empiezan por destapar y limpiar su hormiguero. El reto de la nueva temporada comienza. A priori, ellas desconocen donde van a encontrarse con la comida. Es aquí donde esta lo interesante. Como desconocen donde van a encontrar sus fuentes de alimento, tienen que manejar la incertidumbre, el azar.

¿Cómo lo hacen? Incrementando las posibilidades de encontrar alimento. Lanzan a cientos de compañeras fuera del hormiguero sin ninguna dirección concreta. Aquí está la primera clave: Lanzan fuera de la seguridad del hormiguero la cantidad que están dispuestas a perder.

La segunda clave: La cantidad que lanzan fuera es la cantidad justa para evitar poner en peligro la viabilidad del hormiguero y de su estructura social. Muchas no encontraran nada, otras morirán y no regresaran. Pero lo que ellas saben (lo que el sistema hormiguero sabe) es que otras encontraran fuentes de alimento, y que guiaran a las demás para transportarla hasta casa.

La conclusión: Las hormigas (el sistema hormiguero) saben cómo transformar la falta de conocimiento e información, en decisiones que las permiten sobrevivir.

Así es como manejan la incertidumbre, el desorden, asumiendo que tienen un tiempo limitado para encontrar alimento (lo que duran los meses de calor), asumiendo que van a tener pérdidas, y que estas van ser necesarias. Que son necesarias para encontrar filones de alimento que compensen con creces las pequeñas perdidas que se han producido debido a los riesgos asumidos. Nunca pensé que estos diminutos bichejos me enseñaran tanto, pero mi paciencia tiene un límite, las fumigue un día. Descansen en paz las de mi jardín. He sido su cisne negro.

Las hormigas no saben de funciones estadísticas. Ni tienen un centro de mando y control. Ni falta que les hace. El comportamiento de un hormiguero (como el de los demás sistemas naturales) encierra el patrón de funcionamiento que muestra cómo los sistemas sobreviven en entornos de máxima incertidumbre, y de cómo la gestionan con el máximo acierto.

 

24

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *